Salud

Asma y deporte: ¿Se puede practicar una disciplina teniendo esta enfermedad?

Personas asmáticas se han convertido en atletas de alto rendimiento. El padecimiento no es una razón para encerrarse en una burbuja
martes, 4 de mayo de 2021 · 20:31

Las complicaciones que puede generar el asma en las vías respiratorias suele introducir a ataques o crisis de larga duración que pueden parar con un simple inhalador o en una visita de urgencias al hospital. Pero la enfermedad no está peleada con el deporte pese a que los tabúes la orillen a ello, dada la agitación y la forma de respirar durante la actividad física. La clave está en el control. 

Cuando una persona con esta enfermedad intenta hacer algún tipo de actividad física suele tener episodios de falta de aire que llegan a convertirse en crisis severas. Sin embargo, el ejercicio no es el origen de dicho estado, lo que en algún momento se creyó, evitando a toda costa la práctica de alguna disciplina a quienes tuvieran dicho padecimiento.

Vianney Trejo tiene asma. Es nadadora paralímpica, representará a México en Tokio, como lo hizo también en Londres 2012 y Río 2016. Es una atleta de alto rendimiento no se ha detenido pese a su condición respiratoria o física para convertirse en multimedallista y representante del país. 

Me detectaron el asma desde los cuatro años”, cuenta la deportista, que entre la malformación congénita de su brazo y sus complicaciones respiratorias, le fue recomendada la natación para rehabilitar y mitigar los cuatro ataques por noche que llegaba a tener por dicha enfermedad. “Es más fácil que me dé una crisis cuando me río que cuando nado”. 

La actividad física, sea en alto rendimiento o a cualquier nivel, resulta ser más benéfico que perjudicial para personas con esta condición, revela el Doctor Víctor González, Gerente de Inmunología de Sanofi Genzyme, compañía biotecnológica. 

No se debe vivir en una burbuja. Siempre y cuando se esté controlado el asma, el ejercicio favorece a que sean mejores las condiciones respiratorias”, comparte. 

El asma dejó disfrutar del nado a Vianney. Precisamente a partir de su incursión en la natación y de convertirse en atleta de alto rendimiento. Su asma es controlado, sin embargo, no está descartada alguna crisis, las cuales suelen variar de intensidad.

No es tan dramatizado, pero si es desesperante, estresante. Se siente como cuando te hacían bolita en la escuela, te oprimen el pecho, no puedes respirar, pero no se quitan. O cuando aguantas la respiración debajo del agua, sólo que sin poder salir de inmediato cuando ya necesitas respirar”, cuenta la nadadora paralímpica.

Fuente: Instagram @vianneytrejod

El Doctor Víctor González, en charla con El Heraldo Deportes, desmiente y fundamenta algunos mitos o creencias alrededor del asma y la práctica deportiva.

Ejercicios que favorecen

Por la naturaleza de algunas actividades y las características del padecimiento, el especialista enlista una serie de deportes y disciplinas y comparte el beneficio que puede dar a las personas asmáticas.

Las personas que quieren hacer algún tipo de deporte o quieren seguir haciéndolo, podrán hacerlo, eso va a favorecer a que los signos y síntomas sean menores por varias razones o cambios físicos que se dan al momento de hacer ejercicio: fortalecemos músculos de caja toráxica, ayuda a que la capacidad pulmonar mejore, entre otras cosas.

El doctor Gónzález enumera algunas disciplinas que pueden ser incluso recomendadas para personas con asma. “Cualquier ejercicio aeróbico es bueno para quien tiene asma. Antes estaba muy ligado a sólo natación, pero no se reduce a ello. Natación, futbol, correr, basquetbol, incluso taekwondo, aunque no parezca tan aeróbico, también podemos englobarlo en este sentido, entre algunos otros”. 

Existen disciplinas que en su desarrollo requieren de roces, golpes o constantes contactos de diversa intensidad, pero que según el Doctor Gozález no ponen en riesgo al paciente, incluso si se tratase de futbol americano o karate.

¿Ejercicio al aire libre?

“En términos generales no hay complicaciones siempre y cuando el paciente esté bien controlado. Las recomendaciones que se hacen son en días de contingencia, cuando hay presencia de partículas dañinas, que lo son para todos, no sólo para los que tienen asma. Así que sí se recomienda evitar hacer ejercicio al aire libre al momento de haber contingencia. Pero hacerlo en condiciones normales no está contraindicado”, refiere el médico.

Tipos de medicamento

Existen dos: de control y de rescate. Los primeros suelen ser recetados como parte de un tratamiento prescrito por un especialista que haya abordado el caso particular de cada persona. Los segundos, son conocidos como los inhaladores que actúan de inmediato al despejar las vías respiratorias en casos de crisis. 

Los anteriores pueden estar o no dentro de las regulaciones deportivas de algunos organismos, sobre todo los de rescate, pero hay opciones que pueden mantener al deportista bajo los reglamentos de sustancias al momento de competir.

Los medicamentos controladores no están prohibidos por los reglamentos internacionales. Son medicamentos que pueden usarse dentro de las regulaciones de la inmensa cantidad de deportes que existen al día de hoy, ante los Comités Olímpicos internacionales, porque saben que sólo controlarán dicha condición y no dará ventaja de algún modo”, dice. 

Pero el panorama es distinto cuando se habla de los medicamentos de rescate: “Ahí sí hay algunos que se pueden y otros que no se pueden al competir bajo el reglamento de algún organismo, porque al momento de abrir el bronquio, lo que hace es potenciar tu capacidad pulmonar, pero son medicamentos indicados para esta enfermedad, no para sacar ventaja”. 

Consultar al médico en caso de buscar dar un salto de nivel o ingresar a una competencia regulada para no sufrir suspensiones o caer en puntos indebidos por el uso inadecuado del medicamento. 

Fuente: Especial

¿Cómo detectar el asma?

A partir de la sospecha, con la presencia de síntomas recurrentes: sibilancias (ruidos/silbidos al respirar), dificultad respiratoria, opresión torácica y tos persistentemente seca. Pueden ser incluso sólo dos de las anteriores, de forma anormal, para asistir a un especialista en busca de un diagnóstico. 

En ocasiones hay que hacer algunos estudios como pruebas de función pulmonar, donde se busca la inflamación a nivel del bronquio que impide el flujo del aire.

En caso de ser positivo

Tener asma es, para muchas personas, sinónimo de incapacidad para realizar actividades que van desde subir escaleras hasta practicar deporte, sin embargo, no es una razón para dejar de hacerlo y alejarse de la actividad.

Saber que uno tiene asma no es sinónimo de pensar en dejar de moverse y no es condicionante para encerrarse en una burbuja. Si la persona con esta condición quiere correr medios maratones, los va a poder hacer sin ningún tipo de complicaciones, siempre y cuando esté bien controlado”, comenta el especialista.

La nadadora Vianney Trejo, en ese mismo sentido, anima a las personas con asma a seguir con la idea de hacer deporte pese a su condición asmática, la cual parece ser una limitante creada más en lo mental que en lo físico. 

Es una enfermedad complicada. Encontrarla tarde o temprano no quiere decir que no se puedan hacer algo en la vida, costará trabajo, pero no te las va a impedir, siempre y cuando tengas un buen tratamiento y entrenamiento. Lo que le pasa o no a una persona no quiere decir que también te vaya a pasar a ti. Hacer deporte nos ayudará muchísimo, sobre todo los deportes aeróbicos porque nos van a ayudar la condición de nuestros pulmones”, comentó.

Fuente: Pixabay

Otros mitos alrededor del asma

1. Medicamentos que se decía que causaban obesidad o que impedían el crecimiento de los niños -  Muchos medicamentos se quedan a nivel local y no avanzan al sistema sanguíneo del cuerpo, por lo que se descartan daños de ese tipo.

2.- Dependencia a medicamentos - En ocasiones el paciente está tan bien controlado en un momento dado se puede suspender el tratamiento de control, sin embargo dependerá de qué tipo de asma, pero hay varias situaciones por las que no se deben satanizar las terapias. Hay que darla y darla bien. 

3.- El asma se cura - No es necesariamente cierto. Puede haber entre 30 o 35 por ciento de niños que después en la adolescencia mejoren y no vuelvan a mostrar síntomas o sólo de forma esporádica. El asma es una enfermedad crónica que acompañará toda la vida, con situaciones mayores o menores dependiendo del caso de caso paciente. 

4.- El asma puede arrojar otras enfermedades - La causa número dos de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) en nuestro país es por un asma mal controlado. No sólo va ligada al tabaquismo. En una crisis asmática, hay peligro de mortalidad siempre y cuando no se tome con seriedad los ataques que llega a tener el paciente, de ahí la importancia de un diagnóstico correcto

5.- Las alergias afectan - Sí afecta. El asma puede estar muy controlada, pero si la alergia no lo está tanto, puede haber un desbalance en alguno de los tratamientos, ya que se busca el control integral. En México, el 80% de pacientes con enfermedades de origen inmunoalérgico normalmente tienen otra, es muy común. Así será mejor ir al médico para detectar el asma y algún otro padecimiento que pueda ser controlado para tener una mejor calidad de vida. 

Fuente: Especial

-Por Francisco Domínguez

FDR