Futbol americano

Era una promesa de la NFL y acabó suicidándose por un trágico suceso

Cuando el cerebro del jugador fue enviado a un estudio se detectó que padecía encefalopatía traumática crónica (ETC).
NFL
jueves, 4 de agosto de 2022 · 17:35

A lo largo de la historia del deporte hemos sido testigos de promesas que no terminaron por consolidarse en la élite, pero muy pocos de esos casos terminan en suicidio, esta vez hablaremos sobre un jugador de la National Football League (NFL) que tomó esa decisión por un trágico suceso.

El personaje en cuestión es Aaron Hernández, atleta de ascendencia puertorriqueña e italiana que fue figura en los Florida Gators antes de ser reclutado en 2010 por los New England Patriots; para ese momento ya había atravesado por el lamentable fallecimiento de su padre.

Destacó como ala cerrada en un equipo liderado por el histórico Tom Brady, perdió el Super Bowl XLVI ante los Giants, sin embargo, su rendimiento fue suficiente para firmar una extensión de cinco años por 40 millones de dólares con tan solo 23 años.

No obstante, comenzaba a tener serios problemas extracancha y uno de ellos lo mandó a la cárcel hasta sus últimos días. 

¿Por qué Aaron Hernández fue a la cárcel?

Aaron Hernández fue acusado por la muerte de su amigo Odin Lloyd, el equipo de Nueva Inglaterra lo dio de baja de forma inmediata y fue condenado a cadena perpetua en 2015, además, a lo largo del proceso se le lanzaron otras serias acusaciones de las que fue absuelto, aunque llama la atención que todas estaban relacionadas con peleas, violencia y armas.

En 2017 el jugador fue hallado sin vida en su celda, se presume que se ahorcó con las sábanas durante la madrugada y hay quien afirma que había consumido sustancias nocivas previo al suicidio.

Existen dos versiones que se manejan sobre ese caso: la primera es que Aaron creía que si fallecía, su esposa y su hija cobrarían el contrato con los Patriots al ser declarado inocente por una ley de aquel entonces; la segunda que un programa de radio difundió su orientación sexual y él no estaba cómodo con ello.

Lo que es una realidad es que su familia decidió mandar el cerebro del atleta a un estudio en donde se encontró que tenía síntomas graves de encefalopatía traumática crónica (ETC), una enfermedad que llega por constantes golpes en la cabeza y que puede causar agresividad, poco control de las emociones y depresión.

Nota: la salud mental es igual de importante que la física, si tienes problemas acércate con un profesional. 

Más de