Boxeo

La razón por la que Nacho Beristáin nunca quiso entrenar a Julio César Chávez

Óscar de la Hoya, Julio César Chávez Jr y Humberto la Chiquita González, han estado bajo el mando de Beristáin
Box
viernes, 6 de mayo de 2022 · 15:26

Don Nacho Beristáin es uno de los mejores y más grandes entrenadores de boxeo que ha dado México, son varios los nombres de los pugilistas que han estado bajo sus ordenes y han podido ser oyentes de la experiencia y sabiduría de Ignacio. Así contó cual fue la razón por la cual nunca quiso entrenar a Julio César Chávez.

El entrenador nació un 31 de julio de 1939 en Actopan, Veracruz, con 82 años de edad, su vida ha sido entregada 100% al boxeo. Don Nacho comenzó en el pugilismo como un simple aficionado, de hecho llegó a subirse a los cuadriláteros, pero una lesión en el ojo lo obligó a colgar los guantes muy temprano.  

Pero el destino quería que siguiera en el ámbito boxístico pero ahora desde las esquinas, detrás de sus pupilos entre los cuales figuran los nombres de hasta 27 campeones del mundo: Daniel Zaragoza y Humberto la Chiquita González quienes pertenecen al Salón de la Fama, Óscar de la Hoya, Jorge Arce y Julio César Chávez Jr; sólo por mencionar algunos.

¿Por qué Don Nacho Beristáin no quiso entrenar a Julio César Chávez?

Una de la razones por las cuales Don Nacho Beristáin no quiso entrenar a Julio César Chávez fue porque daban mucho pisotones. Esto fue lo que reveló el mítico entrenador de boxeo.

“Era un bronca entrenarlo, llegaban como 100 personas y puros pisotones. Una vez estuve con él y terminé todo pisoteado, había mucha gente y puros aventones y jalones, fue el día que le robaron la pelea contra Miguel Ángel González”, reveló el entrenador de box.

 

También añadió, que quizás por las cualidades boxísticas que tenía el César, sí le hubiera gustado entrenar al Campeón. Don Nacho también señaló que la mamá de JCC le dijo que entrenara a su hijo, pero que su decisión era no estar en los zapatos de Cristóbal Rosas.

Todos saben que Beristáin llevó a varios peleadores a ganar campeonatos, pero pocos saben que también ha entrenado a púgiles amateurs. Una de sus etapas más recordadas en ese sentido fue cuando formó parte de los entrenadores que llevó al equipo nacional a colgarse medallas en los Juegos Olímpicos de México en 1968.

“Toda la gente me dice que la mayoría de mis peleadores boxean parecido, algunos me hacen burla porque mis boxeadores siempre salen con la guardia bien hechecita. Cuando la gente ve a alguien con una guardia como la que enseño, sabe que es mi peleador, cuando los ven boxear se convencen que son mis peleadores”, sentenció Ignacio Beristáin.

 

CA