Futbol Internacional

¡Insólito! Remolino irrumpe en partido de futbol y se come al árbitro (VIDEO)

En la final de un torneo amateur en Bolivia, la fuerza de la naturaleza ahuyentó a los jugadores de ambos equipos y atrapó al silbante del juego, que no pudo correr.
jueves, 22 de julio de 2021 · 19:24

La final de un torneo amateur en Bolivia, llamado Liga de Achocalla, tuvo un inicio inesperado. Cuando todo estaba listo para arrancar las acciones, y los jugadores ya se encontraban alineados en la mitad de la cancha, un remolino gigante irrumpió las acciones y obligó a que todos salieran corriendo, menos el árbitro.

El encuentro fue transmitido en vivo y le dio la vuelta al mundo de las redes sociales, luego de atestiguar semejante fenómeno de la naturaleza.

El arranque sufrió un retraso de varios minutos, después de los dos equipos habían encabezado la presentación previa al juego por el campeonato, en un pueblo ubicado en la provincia de Pedro Domingo Murillo, del departamento de La Paz y a unos 23 kilómetros de la capital del vecino país.

¿Qué equipos jugaban la final del torneo?

Los equipos finalistas del torneo amateur, Chelsea y Chapecoense, estaban a punto de realizar el saludo de Fair Play antes del partido, cuando un remolino de viento y tierra los ahuyentó del centro del campo y lo atravesó de punta a punta.

Si bien gran parte de los elementos salieron corriendo, para evitar ser azotados por el fenómeno natural, el árbitro que iba a dirigir las acciones se quedó en medio y resistió la fuerza de éste, de acuerdo con las imágenes compartidas por la televisión.

Mientras el remolino pasaba, el relator del partido narró lo que acontecía sobre el terreno de juego.

 “Uy, ahí está un remolino en el campo de juego, para que ustedes lo vivan en vivo y en directo. Se lo va a comer al árbitro, se lo comió nomás. Vuela algo, vuela una cosa más, espero que no llegue para acá, espero sostener todo lo que tenemos en nuestro lugar. Primera vez que se vino un remolino, en vivo y en directo. Esto no era un tornado”, describió. 

Para suerte de ambos equipos, no hubo daños que lamentar. La final, además, tuvo como ganar al Chapecoense, que se impuso por 2-0 ante Chelsea y terminó gritando campeón.