Serie A

La vez en la que Zlatan Ibrahimovic estuvo a punto de morir por “culpa” de unas tijeras

El jugador del Milán estuvo a nada de fallecer por esta curiosa razón
domingo, 8 de mayo de 2022 · 22:01

Zlatan Ibrahimovic es un futbolista excéntrico que, así como brilla dentro de la cancha, lo hace fuera de la misma. Sus polémicas declaraciones y la personalidad tan egocéntrica que tiene han hecho que diversos aficionados y compañeros lo amen; sin embargo, dichos atributos también han hecho que otras personalidades no compartan sus acciones, mismas que han llevado a problemas importantes a lo largo de su carrera.

Un ejemplo de esto fue cuando el sueco defendía los colores del Ajax de Holanda, club en el que permaneció del 2001 al 2004. Durante su etapa en los Países Bajos, Ibrahimovic ya demostraba la personalidad que lo caracteriza hoy en día y fue precisamente esta la que desencadenó una discusión con Ahmed Hossam Hussein Abdelhamid, conocido simplemente como ‘Mido’.

Zlatan cuenta en su autobiografía que los sucesos ocurrieron en la temporada 2001-2002, cuando el Ajax y el PSV se midieron en un compromiso más de la Eredivisie. Ibrahimovic detalla que entró de cambio por el mencionado Mido, quien no estuvo de acuerdo con la decisión pero que, sin embargo, acató la misma.

Así estuvo a punto de morir Zlatan Ibrahimovic

Pese a su molestia, Mido le habría estirado la mano a Ibrahimovic en señal de cordialidad; no obstante, este último no la habría ofrecido, causando la controversia de un Mido que, según sus palabras, interpretó lo anterior como una falta de respeto, por lo que no dudó en criticar la postura del joven sueco (en ese entonces) tras vestidores.

Harto de la actitud del futbolista y de haber sido sustituido en el juego, Mido habría comenzado a arremeter contra todos sus compañeros. Zlatan habría sido el único en increparlo, por lo que el egipcio no tuvo de otra más que amenazarlo de muerte con unas tijeras.

“Entró al vestuario y nos llamó miserables. Le respondí diciendo que el único miserable que había ahí era él. Se volvió completamente loco. Las tijeras pasaron rozando mi cabeza y se estrellaron contra la pared, provocando una grieta”, mencionó Zlatan Ibrahimovic.

Los roces entre ambos futbolistas culminaron cuando el egipcio partió rumbo al Celta de Vigo en 2003; sin embargo, la bizarra historia es una de las más contadas por un futbolista de 39 años que, ahora mismo, está próximo a convertirse en el campeón de la Serie A con el Milán.

Sigue a El Heraldo Deportes en Google News dando CLICK AQUÍ.

AC