AAA

Así fue el trágico final de Los Brazos en la lucha libre, uno acabó en una andadera

Una de las tercias más importantes en la historia del pancracio tuvo un final lamentable que hace cuestionar la vida del luchador fuera del cuadrilátero
martes, 2 de agosto de 2022 · 16:25

Formaron parte de una de las mejores épocas de la Lucha Libre en México y son, sin duda, una de las cinco tercias más recordadas de los pancracios. Esta es la historia de Los Brazos, luchadores mexicanos que alcanzaron la cima pero que tuvieron un trágico final que mandó a uno de estos a una andadera.

Los Brazos formaron parte de las principales funciones de Lucha Libre al interior del país en tres décadas distintas: los 80’s, los 90’s y los 2000’s. Su carisma era tal que, pese a tener una etapa en el bando rudo, la gente los seguía y aclamaba cada que hacían acto de presencia en el ring gracias al buen desarrollo que tenían en este.

La dinastía de Los Brazos, perteneciente a la familia Alvarado, es hoy en día la más numerosa teniendo a Psycho Clown el luchador más importante que existe en la actualidad. Sus éxitos y fracasos en el ring quedarán por siempre en la historia de los fanáticos a este deporte, aunque pocos saben el trágico final que tuvieron llevando a uno de los hermanos a terminar en una andadera.

El trágico final de Los Brazos, dinastía que dominó la Lucha Libre durante tres décadas

Jesús Alvarado (Brazo de Oro), José Alvarado (Brazo de Plata) y Juan Alvarado (El Brazo) protagonizaron una tercia de alarido misma que forma parte de la segunda dinastía de los Alvarado, pues fue su padre quien inició este legado bajo el nombre de Shadito Cruz en la época de oro de El Santo y Blue Demon.

En solitario estos lograron sobresalir; sin embargo, fue en conjunto cuando la afición los arropó como una tercia de alarido. Los éxitos llegaron más pronto que tarde, aunque también es preciso indicar que, hasta antes de la llegada del Totalmente Payaso, la dinastía Alvarado llegó a tener derrotas sumamente complicadas y para ejemplo de ello está lo sucedido el 21 de octubre de 1988, cuando Los Brazos perdieron sus máscaras ante los Villanos en Nuevo León.

La caída de sus máscaras no disminuyó su nivel de popularidad, aunque es una realidad que desde aquella ocasión cada uno comenzó a trabajar de manera más independiente. Los Mosqueteros del Diablo fueron separándose y lo anterior hizo que su carisma se transformara con el paso de los años.

Jesús, José y Juan le entregaron su vida a la Lucha Libre. Y como es sabido, este tipo de situaciones acarrean consigo estragos físicos que se vislumbran en un futuro a largo plazo, por lo que ninguno de los tres pudo terminar de la mejor manera su vida refrescando, así, el debate en torno a la vida del luchador después del profesionalismo.

Los golpes en varias partes de su cuerpo, sus frentes totalmente desfiguradas y el pasar del tiempo hicieron que los tres, desafortunadamente, partieran pronto de esta vida. El Brazo falleció el pasado 15 de octubre del 2013 con 52 años de edad debido a complicaciones con la diabetes que culminaron en un ataque al corazón, mientras que el Brazo de Oro murió cuatro años después con 57 años tras conflictos respiratorios derivados de un infarto.

Brazo de Plata, Super Porky, fue el miembro de Los Brazos que tuvo una vida más amplia y, sin duda, el más carismático de los tres; sin embargo, sus problemas de salud, el notorio sobrepeso con el que contaba y una pierna izquierda totalmente destrozada hicieron que sus últimos años de vida los pasara en una andadera hasta antes de su fallecimiento el pasado el 26 de julio del 2021 con 58 años de edad.

Esta fue la vida de Los Brazos, una tercia de alarido en la Lucha Libre que, desafortunadamente, tuvo un trágico final fuera del cuadrilátero.

AC