Salud

¿Qué son los aminoácidos y cómo te pueden ayudar si haces ejercicio?

Si haces ejercicio, entérate aquí qué son los aminoácidos, cómo utilizarlos y qué tanto te pueden ayudar a lograr tus objetivos sin arriesgar tu salud
miércoles, 3 de agosto de 2022 · 15:45

Algunos prefieren proteínas y otros diferentes suplementos alimenticios, aunque los aminoácidos te ofrecen grandes ventajas para ayudarte a lograr tus objetivos al consumirlos antes o después de hacer ejercicio. Aquí te decimos qué son y cómo utilizarlos.

Los aminoácidos te permitirán sacarle mayor provecho a tu esfuerzo para así maximizar los beneficios de tus largas horas de hacer ejercicio en el gimnasio, en tu casa o al aire libre, pues tienen la capacidad de fomentar la producción de proteínas y energía para que los músculos se recuperen de forma correcta luego del esfuerzo.

Hay muchos aminoácidos, tanto esenciales como no esenciales, aunque hay tres que son ramificados y conocidos popularmente como BCAAs por sus siglas en inglés (branched-chain amino acids) y que son los que mayores aportaciones nos brindarán a la hora de hacer ejercicio.

Si agregas aminoácidos concentrados a tu dieta, ya sean en polvo o comprimidos, es más sencillo para tu cuerpo aprovecharlos al máximo en tus rutinas. Lo importante es que te enteres qué son, no te tomes a juego su consumo y lo hagas según las indicaciones de un especialista en el tema, como un entrenador deportivo profesional o un profesional especializado en nutrición deportiva, sin excederte en dosis y tiempos establecidos de consumo.

Conoce los aminoácidos y cómo te pueden ayudar si haces ejercicio

Hay tres funciones primordiales de los aminoácidos al hacer ejercicio: la primera es ser los pequeños ladrillos que construyen las proteínas en tus músculos, para que la formación y reparación del tejido muscular sea mejor y mucho más rápidas, además de que contribuyen en la curación de piel y huesos.

Su segunda función es la regulación de la glucosa en la sangre, al estimular la producción de insulina, incrementar tus niveles de energía y retrasar la sensación de fatiga a la hora de hacer ejercicio.

Con ello tu masa muscular no se verá comprometida durante el ejercicio, permitiéndote olvidar el temido proceso catabólico pues tu cuerpo no tendrá la necesidad de buscar carbohidratos adicionales, rompiendo cadenas musculares en busca de energía.

Finalmente, consumir aminoácidos te ayudará a suprimir el apetito sin caer en exceso, relajará tus tejidos musculares y te ayudará a conciliar el sueño mientras se establece un entorno hormonal anabólico favorable, ayudando a quemar grasa y construir masa magra casi de manera simultánea.

EG