Rutinas

3 cosas que debes evitar en el calentamiento para hacer ejercicio

Aunque el calentamiento es básico antes de hacer ejercicio, aquí te traemos tres cosas que debes evitar para no lastimarte
jueves, 20 de enero de 2022 · 11:02

Calentar previo a cualquier ejercicio es básico para no lastimarnos y reducir riesgos de lesiones al preparar nuestros músculos y articulaciones para el esfuerzo que van a realizar. No obstante, esto se debe hacer de manera bien controlada y, sobre todo, con orden.

Para realizar un buen calentamiento de todo el cuerpo primero debemos hacerlo de manera estática, con rotaciones de cuello, después de brazos y cadera para a continuación intentar tocar las puntas de los pies con las manos, estiramos cuádriceps, hacemos zancadas laterales, rotación de rodillas y estiramos gemelos. Luego pasaremos a la manera dinámica, juntando codos con rodillas, abriendo y cerrando piernas al saltar y realizando zancadas con salto.

Tu calentamiento debe durar unos 20 minutos, que pueden variar según la edad, tu estado físico y frecuencia con la que practicas tu deporte. Empieza con simples estiramientos estáticos y una vez acabados, sube un poco la intensidad.

La idea del calentamiento es aumentar la temperatura corporal, por lo que debe ser intenso hasta que acabes sudando, señal de que lo estás haciendo correctamente. Piensa en tus objetivos y prepara tu mente para conseguir tus metas más rápido.

¿Qué debes evitar en el calentamiento?

El tiempo de calentamiento no tiene que ser demasiado extenso: Entre 10 y 15 minutos son suficientes para alcanzar la temperatura corporal necesaria para poder rendir correctamente y sin riesgos durante la sesión de entrenamiento, si se hace adecuadamente.

¡Abusado!.. Nunca llegues a la hiperventilación, pues calentar requiere hacerlo bien y tener en cuenta ciertas recomendaciones, como nunca pasar de 65 o 75 por ciento de la frecuencia cardiaca máxima.

Nunca hagas tu calentamiento de manera descontrolada, pues al ser una fase del entrenamiento requiere de un orden y ejercicios graduados. Recuerda que igual o más que el calentamiento es estirar al acabar tu ejercicio, por lo que dedica unos diez minutos a aflojar tus músculos para evitar así la contracción por la ausencia de tensión.

 

EG

Otras Noticias