Ejercicio

Los 5 ejercicios para reactivarte después de la pandemia por coronavirus

De a poco la gente vuelve a retomar algunas de sus actividades habituales, pero en ocasiones pueden llegar a lastimarse si vuelven a hacer ejercicio de forma abrupta
martes, 15 de septiembre de 2020 · 20:32

La nueva normalidad comienza a tomar forma después de la pandemia por coronavirus. Muchas personas dejaron totalmente sus actividades, entre ellas el ejercicio, sea por falta de espacio, tiempo, ganas, miedo u otros factores que orillaron a parar en seco. 

Aunque los gimnasios puedan seguir cerrados, hay opciones para empezar a tomar ritmo nuevamente y no estresar al cuerpo cuando se vuelva, ya que si empezamos de lleno y no de forma paulatina, podrías sufrir lesiones graves que nos vuelvan a llevar a la inactividad, sólo que ahora con probable dolor. 

Por eso te proponemos cinco actividades, tres de ellos ejercicios específicos, para que tu cuerpo vuelva a tomar ritmo, tonalidad y fuerza antes de someterte a rutinas más demandantes y evites lastimarte. 

Sube y baja escaleras

A tu ritmo y sin prisa. No quieras hacerlo corriendo no quieras forzarte a hacer más de lo que pide tu cuerpo. Escucha lo que te vayan pidiendo tus piernas, tu corazón y la respiración. 

Sube y baja un par de veces y aumenta una vuelta según te vayas sintiendo. Hacerlo en repetidas ocasiones fortalecerá tu corazón y trabajará las piernas. 

Suspende la actividad si llegas a marearte o te fatigas demasiado. 

Baila

Muchas personas ponen videos, Otras sólo ponen música y se mueven al ritmo de ella. De la manera que más te guste, pero baila. Además de ponerte de buen humor, también fortalece tu sistema cardiovascular, trabaja tu condición física, empieza a darle fuerza a tus piernas y brazos, además destensa aquellas partes del cuerpo que dejaron de moverse por la pandemia. 

Ejercicios de fuerza

Fondos

Aquí ya metemos más fuerza, así que toma en cuenta el número de repeticiones y series que aguantes. A tu ritmo y sin forzarte. Siéntate en el borde de una silla sosteniéndome con las manos en el borde Coloca los pies frente a ti. Pon las piernas a 90 grados o rectas según quieras la dificultad. Después baja el tronco doblando los codos en un ángulo de 90 grados e impúlsate hacia arriba. Repite cuantas veces puedas. 

Lagartijas

No es necesario que sea totalmente boca abajo en el piso. Puedes apoyarte de una mesa, un escalón o silla según el nivel de dificultad. Apóyate con las manos y los brazos rectos, con el cuerpo y las piernas estiradas. Baja el tronco, flexionando los codos y manteniéndolos pegados al cuerpo, y luego vuelve a empujar hacia arriba. Repite cuantas veces puedas. 

Silla eléctrica

En una pared apoya la espalda en ella y siéntate como lo harías en una silla, con las piernas flexionadas en 90º. Aguanta la postura unos segundos y sentirás tus piernas trabajando. Repite cuantas veces puedas.

Estos ejercicios te permitirán ejercitarte poco a poco sin necesidad de salir de casa y con el objetivo de ir tomando condición y fuerza antes de volver o empezar a hacer un ritmo más constante de ejercicio.