Jueves 15 de Febrero 2024
LEYENDAS DEL BOXEO

Derrotó al famosísimo Púas Olivares y otros, pero después quedó en el olvido

Esta leyenda del boxeo pareciera haber quedado en el olvido, aún y cuando con sus golpes certeros logró vencer a boxeadores de la talla del Púas Olivares

Boxeo mexicano.Esta es la historia del boxeador olvidado que derrotó a los más grandes de su épocaCréditos: Especial / Freepik
Escrito en BOX el

Hoy en día los mexicanos tenemos muy en cuenta a los ídolos pugilistas que han salido campeones de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), así como del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Nombres como el de “Puás” Olivares, Julio César Chávez o incluso Juan Manuel Márquez son recordados, pero el boxeador de quien hoy traemos la historia también debería de recordarse pues derrotó a los más grandes de su época.

Podría interesarte: Excampeón de Reino Unido se retira tras perder con Canelo Álvarez y Jaime Munguía

Muchos piensan que para ganar en el box se debe de ser rápido y fuerte pues será más fácil tumbar al oponente. Sin embargo, esto no impidió que este olvidado boxeador mexicano lograra salir campeón. ¿Su talento? Ser efectivo con su golpe y enseguida causar efecto en el contrario. El día de hoy te traemos la historia de Rafael Herrera.

¿Quién fue Rafael Herrera, el “Huascato”?

La leyenda olvidada Rafael Herrera Lemus llegó a este mundo un 7 de enero de 1945 en Huáscato, Jalisco. Por aquellos años el país aún estaba muy centrado en cosas de charrería y toros. Tanto era así que tuvo de vecinos a toreros de la talla de los hermanos Eduardo y Jesús Solórzano. Después de intentar un tiempo de futbolista optó mejor por ponerse los guantes y subirse al ring.

Fue así como hizo su debut una tarde de 20 de marzo de 1963 en la arena Coliseo de la Ciudad de México derrotando a Guillermo González en tan solo 4 asaltos. Desde esa pelea mostró su talento: dar golpes certeros. Su precisión era tan asombrosa que muchos con tan solo verlo pelear por unos instantes podían analizar sus movimientos y reconocer que los golpes que otorgaba eran precisos. Incluso era capaz de recibir golpes y enseguida dar respuesta dar golpes más certeros con los que sus rivales poco podían hacer.

Una de sus peleas más recordadas es la que sostuvo el 19 de marzo de 1972 con quien poseía el título de mejor mexicano, el “Púas” Olivares. Herrera tumbó al campeón en tan solo 8 rounds y fue así como se quedó con los títulos gallo de la Asociación Mundial de Boxeo y del Consejo Mundial de Boxeo. Al año siguiente en Monterrey, obtuvo el título gallo del CMB fue el 14 de abril al noquear a la leyenda Rodolfo Martínez. A lo largo de toda su carrera de 61 combates ganó en 48 ocasiones y 19 fueron por nocaut.

Ver más: ¿Quién es Alma Ibarra, quien casi iguala al Canelo, pero terminó implorando por su vida?

Reconocido por otra leyenda del boxeo

Las leyendas no se autoproclaman, estas nacen cuando su entorno reconoce su poderío y su trascendencia, así le sucedió a Rafael Herrera. En una entrevista que le hicieron a la leyenda “Terrible” Morales en donde le preguntaron acerca de quiénes para él son o fueron los mejores boxeadores mexicanos de la historia no tuvo ningún temor de introducir al de Jalisco.

“A mí me gusta el boxeo técnico, que tenga elegancia, que tenga tranquilidad, que tenga paciencia […] Un Rafael Herrera, un Lupe Pintor, son boxeadores que tienen un timing y que no tiran golpes por tirar golpes”, confesó el campeón mexicano.

Especial: Heraldo de México