Clínica de Rehabilitación

La vez que Julio César Chávez fue golpeado brutalmente abajo del ring

Julio César Chávez reveló episodios bastante fuertes de su vida cuando tuvo problemas con las adicciones
Box
miércoles, 22 de junio de 2022 · 21:34

Las historias de todo lo que se ha vívido a lo largo de varias décadas están saliendo a la luz y así fue la vez que Julio César Chávez fue golpeado brutalmente abajo del ring. Aunque el Campeón lleva más de 12 años de no meterse ningún tipo de droga ni alcohol, ya reveló cómo le fue en una clínica de rehabilitación.

El César supo ser un ejemplo de vida arriba y abajo del ring, ya que logró componer su camino cuando parecía que las adicciones lo matarían. Fue en una plática en el podcast de “Dementes”, donde la leyenda del pugilismo reveló todo lo que pasó en su vida cuando consumías drogas.

Cabe señalar que JCC aceptó que en ningún momento aceptó a guardaespaldas armados en su casa, ya que no le gustaba ser molestado, el César recuerda cómo fue la primera vez que intentó y aceptó internarse en una clínica para rehabilitarse.

¿Cómo fue golpeado brutalmente Julio César Chávez?

El Campeón declaró que aceptó la opción de internarse para que su familia lo dejara en paz en una clínica de Guadalajara; donde dejó en claro que fue llevado a base de engaños por sus hijos Omar y el Junior, quienes le habrían prometido estar en ese lugar solamente un mes y con todas las comodidades.

Pero el tiempo que le prometió su familia no fue el acordado, ya que Julio César Chávez estuvo hasta 4 donde Julio estuvo encerrado como cualquier otro adicto en una zona donde las condiciones era bastante deplorables.

JCC contó que cuando estuvo dentro de la clínica volteó y vio a 120 pacientes algo sucios que le dijeron que le echara humildad, ya que sabían que se iba a quedar allí. A lo que la leyenda les preguntó que si sabía quién ere él, a lo que el adicto le dijo que sí, diciéndoles que era uno más de ellos con los mismos problemas.

Fue entonces cuando la furia del Campeón comenzaba a subir de tono, y gritó que estaban pendejos, que él era el gran campeón y les cuestionó que cómo iba a estar con ese tipo de personas, además amenazó con agarrarlos a golpes.

Ya en esta situación, la impotencia de Chávez era muy alta, así que el Campeón se vio envuelto en una bronca donde recordó que noqueó muy fácil a cinco empleados de lugar, pero después sufrió una brutal golpiza de 20 pacientes.

CA