Tendencias

Famoso boxeador funde medallas olímpicas para dar lujoso regalo

Además de un elevado costo, estas preseas poseen un alto valor sentimental.
Box
jueves, 30 de diciembre de 2021 · 14:09

Son pocos los deportistas en el mundo que pueden presumir de haber asistido a unos Juegos Olímpicos y ese número se reduce más cuando hablamos de los que ganaron medallas. Ese logro debe atesorarse para toda la vida, sin embargo, un famoso boxeador decidió hacerlo de una peculiar forma: fundió una parte de sus preseas para dar un lujoso regalo.

El pugilista en cuestión es el ucraniano Vasyl Lomachenko, que consiguió dos metales dorados en Pekín 2008 y en Londres 2012, pero ahora los utilizó para hacer un increíble regalo a su padre y entrenador Anatoly Lomachenko.

Resulta que Lomachenko llevó las medallas olímpicas al taller Krestik Reznoi para que fundieran un pedazo de cada una y de esta forma se pudiera decorar un crucifijo para Anatoly, de hecho, la empresa compartió un video en redes sociales sobre el peculiar pedido.

En las grabaciones, se puede apreciar cómo se construye una caja de madera para luego poner el artículo junto con las medallas, incluso se puede ver la parte que hace falta a cada presea.

“El taller ha completado un pedido único por primera vez en la historia de la fabricación de joyas. No existen tales casos en el mundo y nunca han ocurrido: hemos realizado y desarrollado la composición del artículo y hemos hecho un juego de medallas olímpicas”, escribió el taller.

¿Cuánto vale una medalla de oro olímpica?

De acuerdo con datos recogidos por BBC y The New York Times, el valor de una medalla olímpica de oro varía según su composición, pero puede costar entre 600 y 800 dólares, es decir, entre 12mil y 16mil pesos mexicanos.

Evidentemente, el valor de esas preseas aumenta considerablemente si tiene grabado algún nombre o posee una historia muy particular. 

“(Son) medallas que consiguió una persona con sangre y sudor, sobre las que se deposita toda una vida” ¡Cuánto espíritu, coraje y nobleza se necesita para hacer con ellos una cruz pectoral sin dudarlo para la persona más cercana y querida: el padre!” añadió el taller Krestik Reznoi.

DRM