Glorias del Diamante

George Brett “Mullet”, jugador franquicia histórico de los Reales de Kansas

A lo largo de 21 temporadas Brett jugó con los Reales, su carisma lo convirtió en la máxima figura del equipo hasta hoy
martes, 18 de mayo de 2021 · 11:21

El 30 de Septiembre de 1992 George se encontraba con su equipo de visita en California para jugar una serie en contra de los Angelinos. Ese día él tenía en su cuenta personal 2996 hits y su manager no sabía si iba a jugar debido a una lesión en su hombro.

Todos los reflectores estaban puestos en él y comentó al respecto: “Se que esto va a empeorar a medida que me acerque a conseguir los 3000 hits, es la parte más difícil de todo, simplemente trataré de concentrarme en lo básico y salir cada juego a golpear fuerte la bola”.

Esa tarde realizó una practica de bateo y le dijo a su manager que podía jugar con esa filosofía que siempre lo caracterizó de esforzarse al límite. Esa noche ante 17,336 aficionados que se reunieron sin imaginar lo que iba a suceder, Brett iba a conectar cuatro hits en el primero, tercero, quinto y séptimo inning para alcanzar los 3000 hits en su carrera.

Recibió una gran ovación por más de cinco minutos del público presente y de todos sus compañeros, el juego lo ganaron por cuatro carreras a cero.

Al terminar el partido dijo que se sentía extremadamente feliz por haberlo logrado y esperaba que su padre, su primer instructor y manager ya fallecidos, lo habían visto desde sus asientos en el cielo.

Al retirarse lograría conectar 3154 hits en toda su carrera, siendo además el máximo líder de dobles, triples, cuadrangulares y carreras producidas hasta el día de hoy en el equipo de los Reales.

Foto: Xiadani Alcázar

Brett era un gran bateador de líneas, un clutch hitter, su filosofía era siempre batear fuerte para buscar embasarse con un hit, ya que creía que conectar un cuadrangular dependía de varios factores y prefería ayudar al equipo con su bateo oportuno.

Fue uno de los bateadores más peligrosos que han jugado, sumado a su gran ética de trabajo y determinación en el campo de juego. Usó en su jersey el número 5 y jugó la tercera base.

Nacido el 15 de mayo de 1953 en Glen Dale, West Virginia, en una familia donde el beisbol era el deporte familiar ya que sus 3 hermanos mayores jugaron al beisbol profesional. Al cumplir los 2 años de edad, la familia de Brett se mudó a el Segundo, California.

Desde los 7 años comenzó a jugar en ligas pequeñas, asistió a el Segundo High School donde le gustaba practicar al futbol americano, para más adelante decidir jugar al beisbol en la tercera base y el shorstop.

Tuvo grandiosas actuaciones, así comenzó a llamar la atención de varios equipos de grandes ligas pero fueron los Reales de Kansas City lo seleccionarían en el draft amateur de 1971 en el quinto lugar en la segunda ronda.

Fue enviado a ligas menores para obtener mayor experiencia y debutó en grandes ligas el 2 de agosto de 1973, así comenzó su grandiosa carrera con los Reales, única franela que vistió a lo largo de su carrera.   

Alcanzó el clásico de otoño en dos ocasiones, la perdió en 1980 en contra de los Filis de Filadelfia por 4 juegos a 2. La ganó en 1985, venció a los Cardenales de San Luis por 4 juegos a 3. Bateó en Series Mundiales para .373, con 1 cuadrangular, 19 hits y  cuatro carreras producidas.

Anunció su retiro el 25 de septiembre 1993 a los 40 años. Muchos creían que era probable que pudiera haber firmado por otra temporada para continuar jugando a lo que dijo: “Siempre he dicho que nunca jugaría por dinero, eso no sería justo para los Reales ni tampoco para la gente de Kansas City.

El juego merece algo mejor que eso”. Su último juego sería el 3 de Octubre de 1993 llegando a su fin su gloriosa carrera.

Veintiún temporadas duró su carrera, donde participó trece veces en el juego de estrellas y tres veces fue campeón de bateo de la liga americana. Tuvo además otros logros, como ser una vez ganador del guante de oro y tres veces ganador del bat de plata.

Jugó en total 2707 juegos. Sus números fueron: .305 bateo de por vida, 1583 carreras anotadas, 3154 hits, 665 dobles, 137 triples, 317 cuadrangulares, 1596 carreras producidas, 201 estafas, 1096 bases por bola y se ponchó en 908 ocasiones.

Ingresó al Salón de la Fama de Cooperstown el 25 de julio de 1999. Al referirse a su nombramiento dijo: "Quiero agradecer a los aficionados de Kansas City, cuando llegué en 1973 me recibieron en su ciudad, así como en sus casas. Ahí es donde conocí a mi esposa y nacieron mis tres hijos, hasta este día llamo a Kansas mi hogar”.

Al terminar su carrera como beisbolista, se hizo de la propiedad de equipos en ligas menores, además de que siguió ligado con el único equipo de su vida, los Reales. Fue nombrado coach de bateo y vicepresidente del equipo. George aún vive y tiene 68 años.

Por Adalberto Valencia 

Más de